Media

Todos mis vídeos

Hot (1989) – Franco Donatoni (1927)

Saxofón tenor y sopranino solista y 6 instrumentos. Se podría denominar una obra de “Jazz Imaginario”, muy bien estructurada con ritmos muy inventivos, donde la idea de la improvisación se ve fusionada con las técnicas de repetición y manipulación. Comienza con un familiar combo de jazz, antes que emerjan el resto de instrumentos, cubriendo unos a otros sus melodías y creando una altamente cargada atmósfera.

M. Ravel: Bolero – Euskadiko Orkestra

Encargo realizado por Ida Rubinstein para crear “un ballet de carácter español”. Un ostinato en do mayor y una melodía obsesiva que mantiene un ritmo y tempo que nunca cambian, se repite constantemente variando los elementos de orquestación que producen un crescendo. Hoy en día una de las obras musicales más interpretadas de todo el mundo.

Oboe Concerto (1716) – A. Marcello

Transcripción para saxofón soprano y piano. Esta composición de estilo Barroco italiano es uno de los conciertos más importantes para oboe, cuerdas y continuo que se popularizó gracias a la adaptación que hizo Johann Sebastian Bach para clave solo.

Hodeiertz (1997) – Ramon Lazkano (1968)

Dúo para saxofón y percusión. Hodeiertz, horizonte o borde de las nubes en euskera, es una vasta curva con los extremos borrados. Esta obra se basa en tres ideas: el silencio, la experiencia del sonido y la intertextualidad. En la partitura, Ramon cita “Por qué los pájaros pequeños no tocan la mandolina”, escrita por uno de sus poetas más queridos, Luis Cernuda.

Thomas Kessler: Is it? para soprano y saxofón soprano (2002)

Thomas Kessler consigue que los dos instrumentistas sean uno tanto gestualmente como tímbricamente. Para ello se basa en el texto “Composición como Proceso” del libro Silencio escrito por John Cage. El texto resume 56 preguntas cortas sin respuesta, una especie de ritual, y mediante la música el compositor las refuerza y al mismo tiempo busca una respuesta.